Lecturas del Domingo de la Santísima Trinidad (S) (Ciclo C)

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo

Hoy nuestro tiempo pascual se cierra con la fiesta de la Santísima Trinidad, el misterio central de nuestra fe. Celebramos nuestra confianza en Dios que es tres personas: Dios Padre, Creador de todo; Jesús, la Palabra de Dios hecha carne; y el Espíritu que nos enseña y nos guía. Tres en Uno y Uno en Tres: y hpy les ofrecemos nuestra alabanza y gloria.
La Primera Lectura habla de la gloria de la creación, mientras la Sabiduría misma se regocija en el desarrollo del plan de Dios para el mundo natural que ahora habitamos.
El Salmo continúa con el tema del gozo y la alabanza por la creación, recordándonos el poder sobre todos los seres vivos que Dios le ha dado a la humanidad, y la responsabilidad que esto conlleva.
En la Segunda Lectura, San Pablo habla de cómo nosotros, por el amor de Jesús, estamos en paz con Dios y tendremos parte de su gloria. Por eso, cuando nos lleguen tiempos de sufrimiento, encontraremos la paciencia para perseverar y seguir teniendo esperanza en el amor de Dios.
En el Evangelio, Jesús busca asegurar a los discípulos que, incluso cuando ya no esté con ellos, no estarán solos frente al futuro. Ellos, y nosotros, siempre tendremos el Espíritu de verdad como maestro y guía, ayudándonos a ver y escuchar la palabra de Dios en Cristo Jesús todos los días de nuestras vidas.
Por ese amor derramado sobre nosotros, estamos llamados a mostrar ese amor al mundo y a todos los quienes nos encontramos.
Esta semana, en las palabras del profeta Miqueas, oramos por la gracia de siempre hacer justicia, actuar con bondad y caminar humildemente con nuestro Dios. Oramos también por la paz del mundo, y especialmente por el pueblo de Ucrania.

La Santísima Trinidad no es el producto de razonamientos humanos; es el rostro con el que Dios mismo se ha revelado, no desde lo alto de una cátedra, sino caminando con la humanidad. Es justamente Jesús quien nos ha revelado al Padre y quien nos ha prometido el Espíritu Santo. Dios ha caminado con su pueblo en la historia del pueblo de Israel y Jesús ha caminado siempre con nosotros y nos ha prometido el Espíritu Santo que es fuego, que nos enseña todo lo que no sabemos, que dentro de nosotros nos guía, nos da buenas ideas y buenas inspiraciones.

papa francisco
Ángelus, 26 de mayo 2013

Lectura del libro de los Proverbios 8, 22-31
Antes de los orígenes de la tierra, la Sabiduría ya había nacido

Dice la Sabiduría de Dios:
«El Señor me creó como primicia de sus caminos, antes de sus obras, desde siempre.
Yo fui formada desde la eternidad, desde el comienzo, antes de los orígenes de la tierra.
Yo nací cuando no existían los abismos, cuando no había fuentes de aguas caudalosas.
Antes que fueran cimentadas las montañas, antes que las colinas, yo nací, cuando Él
no había hecho aún la tierra ni los espacios ni los primeros elementos del mundo.
Cuando Él afianzaba el cielo, yo estaba allí; cuando trazaba el horizonte sobre el océano,
cuando condensaba las nubes en lo alto, cuando infundía poder a las fuentes del océano,
cuando fijaba su límite al mar para que las aguas no transgredieran sus bordes,
cuando afirmaba los cimientos de la tierra,
yo estaba a su lado como un hijo querido y lo deleitaba día tras día,
recreándome delante de él en todo tiempo, recreándome sobre la faz de la tierra,
y mi delicia era estar con los hijos de los hombres.»

Palabra del Señor

Salmo Responsorial 8, 4-9
R: ¡Señor, nuestro Dios, qué admirable es tu Nombre en toda la tierra!

Al ver el cielo, obra de tus manos,
la luna y las estrellas que has creado:
¿qué es el hombre para que pienses en él,
el ser humano para que lo cuides? R

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y esplendor;
le diste dominio sobre la obra de tus manos,
todo lo pusiste bajo sus pies. R

Todos los rebaños y ganados,
y hasta los animales salvajes;
las aves del cielo, los peces del mar
y cuanto surca los senderos de las aguas. R

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma 5, 1-5
Con Dios, por medio de Cristo, en el amor derramado por el Espíritu

Hermanos:
Justificados, por la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo. Por él hemos alcanzado, mediante la fe, la gracia en la que estamos afianzados, y por él nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.
Más aún, nos gloriamos hasta de las mismas tribulaciones, porque sabemos que la tribulación produce la constancia; la constancia, la virtud probada; la virtud probada, la esperanza.
Y la esperanza no quedará defraudada, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado.

Palabra del Señor

Aleluya Cf. Apoc 1, 8
Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo,
al Dios que es, que era y que viene.

✠ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan 16, 12-15
Todo lo que es del Padre es mío. El Espíritu recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes

Gloria a Ti, Señor

Durante la Última Cena, Jesús dijo a sus discípulos:
«Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora.
Cuando venga el Espíritu de la Verdad, Él los introducirá en toda la verdad,
porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.
Él me glorificará, porque recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes.
Todo lo que es del Padre es mío.
Por eso les digo: Recibirá de lo mío
y se lo anunciará a ustedes.»

Palabra del Señor

Gloria a Ti, Señor Jesús

En este Domingo de la Santísima Trinidad, te compartimos la reflexión de RezandoVoy.org, un proyecto de los Jesuitas de España: https://www.rezandovoy.org/reproductor/2022-06-12

~ Creciendo en la Fe ~
Notas sobre las lecturas de esta semana

Hoy la Iglesia celebra a la Santísima Trinidad, fiesta que se encuentra en el núcleo de nuestra fe cristiana, aunque no sea estrictamente bíblica, y la palabra Trinidad no aparece en la Biblia. Más bien, surge de la experiencia de los primeros creyentes. Como observa el Catecismo de la Iglesia Católica (§ 250): “Durante la primera siglos, la Iglesia buscó clarificar su fe trinitaria, tanto para profundizar su propio entendimiento de la fe y defenderla contra los errores que la estaban deformando. Esta clarificación fue obra de los primeros concilios, ayudados por la obra teológica de los Padres de la Iglesia y sostenida por el sentido de fe de la gente”.
Aunque es fundamental para nuestra fe, la Trinidad sigue siendo un misterio que encontramos difícil de expresar con palabras, pero desde nuestro bautismo ‘en el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo’, reconocemos la Trinidad cada vez que hacemos la señal de la cruz.

Salmo 8

El salmo de hoy, tan conocido y amado, es el primer salmo de alabanza en el salterio, y un celebración de la creación. Es único en el sentido de que no es un llamado a la alabanza, sino palabras reales de alabanza dirigidas directamente a Dios: celebra nuestra relación con Aquel qus sostiene nuestro ser. Aunque esta es la oración de una persona, va dirigida al Señor nuestro Dios, reconociendo así que no estamos solos en tierra sino en relación con los demás.
Es tambien interesante notar el uso recurrente de ‘usted’ y ‘tu’ a lo largo del salmo. El autor también utiliza la palabra «hombre» como término genérico sin aplicarle un género determinado, aunque las traducciones en idiomas incluyentes optan por ‘seres humanos’ o ‘humanidad’.
La respuesta del salmo está tomada de los mismos versículos – el primero y último que actúan como «sujetalibros» y dan una sensación de integridad. El salmo se presta para ser recitado o cantado por dos grupos o coros, uno respondiendo a la pregunta puesta por el otro.
El Salmo 8 también refleja Génesis 1, 25–27, que habla de la humanidad hecha en la imagen de Dios. El escritor reflexiona con asombro y humildad ante la totalidad de creación y el poder o dominio que Dios nos ha dado sobre todo ello.
Reflexionar sobre lo que se nos ha dado puede llevarnos también a reflexionar sobre la cuidado que debemos tener para proteger y preservar la creación de Dios, y en la interdependencia que existe entre ella y nosotros. Tenemos’ poder sobre las obras de [sus] manos’, pero también dependemos de esas obras para nuestra supervivencia.

Evangelio ~ Jn 16, 12-15

El Evangelio elegido para el Domingo de la Trinidad Ciclo C es un extracto del Discurso de despedida en San Juan, donde Jesús habla del Espíritu Santo y del Padre y su relación trinitaria. Aquí, Jesús está buscando consolar a sus confundidos y ansiosos discípulos.

El género del Espíritu Santo
El ‘Paráclito’ del Evangelio de San Juan (parakletos: abogado o abogado) es masculino, aunque la palabra para ‘espíritu’ en hebreo (ruach) es femenina, y la palabra griega neo testamentaria (pneuma) es neutra. Traducciones bíblicas (como aquí) tienden a referirse al Espíritu Santo como «él», aunque a algunos les resulta útil pensar en el Espíritu como femenino.

Todavía tengo muchas cosas que decir… pero ahora serían demasiado para ustedes.
Jesús es consciente de que sus discípulos no comprenden del todo lo que va a suceder. Esto sólo sucederá una vez que hayan recibido el Espíritu Santo.

Cuando el Espíritu de la Verdad venga
El Espíritu Santo, a veces también llamado el Abogado o el Paráclito, es llamado aquí el Espíritu de Verdad. Es una expresión que también se encuentra en otros documentos cristianos de la época en la que Juan escribió su Evangelio.

Él los conducirá a la verdad completa.
Los discípulos no enfrentarán el futuro solos. Como cristianos siempre estamos buscando verdad, y el Espíritu nos guiará a un conocimiento más profundo de la Verdad.

Él les hablará de las cosas por venir.
El Espíritu capacitará a los discípulos para llegar a un entendimiento del acontecimientos que van a suceder desde la Última Cena hasta la Resurrección.

El me glorificará
El Espíritu no está impartiendo nueva enseñanza, sino que está en total armonía tanto con el Padre como con el Hijo a quienes dará gloria. El Espíritu de la verdad nos ayudará a experimentar a Dios Padre y a su Hijo Jesús en nuestra vida diaria.

fuente: https://stbeunosoutreach.wordpress.com/

Escrito por

El lugar de encuentro de los Católicos latinos en Bangkok... de la mano de Cristo y bajo el amparo de María ... celebrando la fe en comunidad desde el 2002 ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.