Lecturas del Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario (Ciclo B)

El año litúrgico de la Iglesia está llegando a su fin y las lecturas de este domingo hablan tanto de finales como de comienzos eternos. Todos ellos ofrecen esperanza y dirección a las comunidades que viven en medio de cambios turbulentos e incertidumbre.

El profeta Daniel en la primera lectura ofrece la esperanza de la resurrección a un pueblo que enfrenta persecución por su fe.

El Salmo es un canto de confianza en Dios como amparo y refugio. Habría sido cantado y rezado por aquellos que enfrentan la enfermedad y la muerte, y por sus seres queridos. Estas palabras reconfortantes hablan de una vida gozosa cuando nos mantenemos cerca del Señor, incluso en medio de nuestras dificultades.

En la segunda lectura, se enseña a la comunidad cristiana primitiva que ya no es necesaria la antigua práctica sacerdotal de ofrecer sacrificios para el perdón de los pecados. Cristo es nuestro único Sacerdote Eterno y nos ofrece una vida de perdón y libertad de la carga del pecado.

Jesús está preparando a sus discípulos para un tiempo de pérdida, tribulación, cambio y, en última instancia, la nueva vida de la resurrección (Evangelio). Aunque pronto caerá sobre él y sus discípulos un cambio dramático, la enseñanza de Jesús también nos recuerda que es la naturaleza de nuestro mundo estar siempre enfrentando momentos de muerte y resurrección. Las palabras eternas de Jesús nunca pasarán, y estas son nuestro consuelo y refugio para los tiempos inciertos que vivimos ahora.

Esta semana, oremos los unos por los otros, para que siempre tengamos al Señor en nuestra vista. Que seamos signos vivientes del amor y el perdón de Cristo en nuestro mundo, y que enfrentemos estos tiempos difíciles con confianza.

¡Qué paciente es nuestro pueblo! ¡Incluso ahora! Cuando vamos a las parroquias y nos encontramos con esas personas que sufren, que tienen problemas, que tienen un hijo con discapacidad o que tienen una enfermedad, pero llevan la vida con paciencia. No piden signos, saben leer los signos de los tiempos: saben que cuando germina la higuera, viene la primavera; saben distinguir eso. Sin embargo, estos impacientes del Evangelio de hoy, que querían una señal, no sabían leer los signos de los tiempos, y es por eso que no han reconocido a Jesús.
La gente de nuestro pueblo, gente que sufre, que sufre de muchas, muchas cosas, pero que no pierde la sonrisa de la fe, que tiene la alegría de la fe. Y esta gente, nuestro pueblo, en nuestras parroquias, en nuestras instituciones – mucha gente – es la que lleva adelante a la Iglesia, con su santidad, de todos los días, de cada día.

Papa Francisco
Casa Santa Marta
17 de febrero 2014

Lectura de la profecía de Daniel 13, 1-3
En aquel tiempo, será liberado tu pueblo

En aquel tiempo,
se alzará Miguel, el gran Príncipe,
que está de pie junto a los hijos de tu pueblo.
Será un tiempo de tribulación,
como no lo hubo jamás, desde que existe una nación
hasta el tiempo presente.
En aquel tiempo, será liberado tu pueblo:
todo el que se encuentre inscrito en el Libro.
Y muchos de los que duermen en el suelo polvoriento
se despertarán, unos para la vida eterna,
y otros para la ignominia, para el horror eterno.
Los hombres prudentes resplandecerán
como el resplandor del firmamento,
y los que hayan enseñado a muchos la justicia
brillarán como las estrellas, por los siglos de los siglos.

Palabra del Señor

Salmo Responsorial 15, 5. 8-11
R: Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti.

El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz,
¡tú decides mi suerte!
Tengo siempre presente al Señor:
él está a mi lado, nunca vacilaré. R

Por eso mi corazón se alegra,
se regocijan mis entrañas
y todo mi ser descansa seguro:
porque no me entregarás a la Muerte
ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro. R

Me harás conocer
el camino de la vida,
saciándome de gozo en tu presencia,
de felicidad eterna a tu derecha. R

Lectura de la carta a los Hebreos 10, 11-14. 18
Mediante una sola oblación, Él ha perfeccionado para siempre a los que santifica

Hermanos:
Los sacerdotes del culto antiguo se presentan diariamente para cumplir su ministerio y ofrecer muchas veces los mismos sacrificios, que son totalmente ineficaces para quitar el pecado. Cristo, en cambio, después de haber ofrecido por los pecados un único Sacrificio, se sentó para siempre a la derecha de Dios, donde espera que sus enemigos sean puestos debajo de sus pies. Y así, mediante una sola oblación, él ha perfeccionado para siempre a los que santifica.
Y si los pecados están perdonados, ya no hay necesidad de ofrecer por ellos ninguna otra oblación.

Palabra del Señor

Aleluya Lc 21, 36
Estén prevenidos y oren incesantemente:
así podrán comparecer seguros
ante el Hijo del hombre

✠ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos 13, 24-32
Congregará a sus elegidos, desde los cuatro puntos cardinales

Gloria a Ti, Señor

Jesús dijo a sus discípulos:
«En ese tiempo, después de esta tribulación, el sol se oscurecerá, la luna dejará de brillar, las estrellas caerán del cielo y los astros se conmoverán. Y se verá al Hijo del hombre venir sobre las nubes, lleno de poder y de gloria. Y él enviará a los ángeles para que congreguen a sus elegidos desde los cuatro puntos cardinales, de un extremo al otro del horizonte.
Aprendan esta comparación, tomada de la higuera: cuando sus ramas se hacen flexibles y brotan las hojas, ustedes se dan cuenta de que se acerca el verano. Así también, cuando vean que suceden todas estas cosas, sepan que el fin está cerca, a la puerta.
Les aseguro que no pasará esta generación, sin que suceda todo esto. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. En cuanto a ese día y a la hora, nadie los conoce, ni los ángeles del cielo, ni el Hijo, nadie sino el Padre.»

Palabra del Señor

Gloria a Ti, Señor Jesús

Te compartimos, como cada Domingo, la reflexión de RezandoVoy.org, un proyecto de los Jesuitas de España: https://www.rezandovoy.org/reproductor/2021-11-14

~ Creciendo en la Fe ~
Notas sobre las lecturas de esta semana

Salmo 15 (16)

La primera línea del salmo de hoy es también la respuesta: Guárdame, Dios, en ti me refugio. Este es un canto individual de confianza en Dios, cuyo tema principal es el gran deleite en el Señor. También expresa «el anhelo de la compañía eterna con el Señor y la creencia de que Dios no abandonará a quienes se comprometan con él». (Henry Wansborough, The Psalms: 2014, pág.31).

El salmista mismo era probablemente un levita, dada la referencia a la «porción». El Libro de Josué explica cómo se dividió la tierra entre las doce tribus de Israel (Josué 13-19), y cada una tenía una «porción» de ella. La excepción fue la tribu de Leví, cuya porción es Dios mismo: El Señor le dijo a Aarón: “No tendrás heredad en su tierra, ninguna porción de ella será tuya entre ellos. Yo seré tu porción y tu herencia entre los Hijos de Israel» (Números 18, 20).
Esto puede explicar la estrecha intimidad de la relación entre el salmista y el Señor: el Señor se describe como mi porción, mi copa, mi premio, mi vista, mi mano derecha, etc. En la aplicación cristiana, la ‘copa’ también se toma para referirse a la copa sacramental de la Eucaristía que indica la presencia de Cristo mismo.
Este mismo salmo se cita dos veces en los Hechos de los Apóstoles, usando la traducción griega de la Septuaginta (Hechos 2, 25, 29-31 y 13, 35).

Evangelio ~ Mc 13, 24-32

El Hijo del hombre vendrá en poder y gloria

A menudo se considera que Marcos 13 es uno de los capítulos más difíciles de entender para el lector moderno. Se basa en gran medida en la historia judía y también es la fuente de muchas ideas sobre la segunda venida de Jesús.
Cuando los profetas hablaron de disturbios celestiales, significó el juicio de Dios sobre un pueblo rebelde (Isaías 13, 6, 9–10, 13; Joel 2, 1–2, 30–1).
Sin embargo, cuando Jesús habló del «caos celestial», utilizando imágenes e ideas familiares para los judíos de su época, los eruditos ven diferentes posibles interpretaciones. La audiencia de Jesús no sabía acerca de los eclipses solares y lunares o las lluvias meteóricas, pero sí creían que los eventos en el cielo nocturno indicaban lo que sucedería en la Tierra. Por lo tanto, es fácil entender que pensaban que el mundo llegaría a su fin (2 Pedro 3, 10; Apocalipsis 21, 1). Algunos, sin embargo, piensan que estos eventos también son un símbolo de la caída de Jerusalén y el Templo. De hecho, se bordaron imágenes de estrellas en los velos del Templo, mientras que las siete luces de la menorá (candelabro) representaban el sol, la luna y los cinco planetas conocidos. Para los judíos, el Templo representaba el universo.


El Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes
Jesús usó este término para describirse a sí mismo (Marcos 8, 38–9: 1 y 14, 62). Marcos también se basa en una frase del profeta Daniel (Daniel 7, 13-14), para quien la llegada del Hijo del Hombre fue una liberación para el remanente fiel de Israel. En el Antiguo Testamento, las nubes a menudo se asocian con la presencia de Dios.

Los ángeles
La palabra para ángeles (angeloi) también significa mensajeros.


Los cuatro vientos
Esto se refiere a los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este y oeste. Los elegidos vendrán no solo de este rincón del imperio romano, sino de todo el mundo.


«Toma la higuera como una parábola …»
Jesús ahora responde indirectamente a la pregunta que se le hizo antes: «¿Cuándo sucederá esto?» (V. 4). Se refiere a la parábola de la higuera seca (11, 20), y al hacerlo aconseja a sus discípulos que lean las señales de los tiempos y confíen en el Padre que todo lo sabe.

fuente: https://stbeunosoutreach.wordpress.com/2021/11/05/thirty-third-sunday-in-ordinary-time-year-b-14th-november-2021/

Escrito por

El lugar de encuentro de los Católicos latinos en Bangkok... de la mano de Cristo y bajo el amparo de María ... celebrando la fe en comunidad desde el 2002 ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.