Jesús, Rey del universo, Rey de mi corazón: lectura y reflexión para los más pequeños

¡Hola, hola amiguitos!

Hoy celebramos la Solemnidad de Cristo Rey, con la cual terminamos lo que se denomina año litúrgico; este ciclo que concluye, el «A», es aquél en que la mayoría de los Domingos, leemos el Evangelio según san Mateo. El próximo Domingo comenzamos el tiempo de Adviento y un nuevo año litúrgico, el ciclo «B»…. pero eso lo explicaremos más adelante.

Por lo pronto, hoy es un día de celebración muy especial en el que reconocemos a Jesús, como Rey del Universo, el Rey de Todo, el Rey de nuestros corazones.

Hace tres años, el Papa Francisco dijo durante el Ángelus que «Jesús … viene a nosotros todos los días, de tantas maneras«. Más adelante, dijo que la Virgen María siempre nos ayuda a encontrar a su Amado Hijo en la Palabra de Dios y en la Eucaristía y, también en los hermanos que sufren. Sabemos que hay muchos, muchos hermanos, millones de ellos niños, que sufren en este mundo, que tienen hambre, que están enfermos, que no tienen una casa digna, algunos ni pueden ir a la escuela pues en sus países hay violencia y guerra.

Ahora bien….En el Evangelio de este Domingo 34 del tiempo ordinario (ciclo A), Jesús nos revela qué sucederá cuando estemos frente a Papá Dios y ya verán cómo se relaciona con lo que dijo el Santo Padre. Pero no nos adelantemos.

Antes de comenzar, pedimos al Espíritu Santo que nos regale su luz para guiarnos durante esta dinámica.
Miramos primero la ilustración y, teniendo en cuenta lo que dijo el Papa Francisco y el tema del Evangelio, intentamos responder estas preguntas y todas las que surjan:
1) ¿Qué nos dice?
2) ¿A quiénes vemos?
3) ¿Están contentos? ¿Tristes? ¿Preocupados? ¿Sorprendidos?
3) ¿Puedo verme en el dibujo? ¿Quién soy? ¿Por qué?

Pasamos al Evangelio y, como hacemos siempre, lo leemos muy, pero muy lentamente, tratando de grabar las palabras de Jesús en nuestro corazón. Cerramos los ojos y nos quedamos un ratito en silencio. Luego, volvemos a la ilustración y tratamos de «ver» lo que acabamos de leer.
1) ¿Cuál es el mensaje de Jesús para hoy?
2) ¿En qué ejemplos podemos pensar que ilustren lo que dijo el Santo Padre Francisco: «Jesús … viene a nosotros todos los días, de tantas maneras«?
3) Pensamos en propuestas que podemos hacer con nuestra familia o en la escuela para «recibir a Jesús» ayudando a hermanos y niños que sufren en el mundo.

Completamos y coloreamos la hojita a continuación del Evangelio.

Jesús … viene a nosotros todos los días, de tantas maneras, y nos pide que lo recibamos. La Virgen María nos ayuda a encontrarle y recibirle en su Palabra y en la Eucaristía, y al mismo tiempo en los hermanos que sufren de hambre, enfermedad, opresión e injusticia. Que nuestros corazones nos den la bienvenida en nuestra vida hoy, porque somos recibidos por Él en la eternidad de Su Reino de Luz y Paz.

Papa Francisco
Ángelus, 26 de noviembre 2017
Solemnidad de Cristo Rey

Evangelio ~ Mateo 25, 31-46 (tiempo ordinario, ciclo A)

Muchos preguntaban a Jesús cómo serán las cosas cuando nos encontremos con Dios cara a cara. Entonces Jesús les dijo:
«Miren, el día que nos encontremos todos con Dios será como una gran reunión de todos los pueblos y todas las personas que han vivido. Y Dios mandará a unos ponerse a su derecha, y a otros a su izquierda.
Y a los de su derecha les dirá: ‘Vengan conmigo, para estar siempre a mi lado, en mi fiesta. Porque tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, fui forastero y me diste casa, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo, o en la cárcel, y viniste a verme’. Todos le mirarán sorprendidos, sin saber cuándo habían hecho todo eso. Pero Dios les dirá. ‘Cada vez que hiciste esto con uno de sus hermanos, lo hiciste conmigo’.
A los de su izquierda, en cambio, les dirá. ‘No tienen sitio aquí, conmigo, porque tuve hambre, y sed, y estuve solo, y desnudo, y sin techo, y nunca me ayudaron de ninguna manera’. Ellos le mirarán, sin entender, y protestarán: ‘Pero si nunca te vimos, Señor’. Pero él les contestará: ‘Cada vez que un hermano les pidió ayuda, era yo el que se la pedía’».
Después de oír a Jesús todos se quedaron pensativos. Cada uno intentaba acordarse de si estaba ayudando a sus hermanos cada día, o dándoles la espalda.

Para colorear y completar

fuente: http://elrincondelasmelli.blogspot.com/search/label/LITURGIA%3A%20CICLO%20A%20%28Tiempo%20ordinario%29

Tu Reino

Jesús, quiero ser parte de ese Reino en el que tú eres rey.
Estar atento a los que necesitan algo.
No dar la espalda a los que me piden ayuda.
Animar al que está triste.
Acompañar al que se siente solo.
Tener en cuenta al que está apartado.
Así haré que se cumpla eso que tantas veces he rezado:
que venga a nosotros tu Reino.

fuente: RezandoVoy.org

Les compartimos la reflexión y la música de RezandoVoy para este Domingo: https://rezandovoy.org/reproductor/infantil/2020-11-22

Terminamos nuestra dinámica, como cada día, agradeciendo el amor inmenso de Papá Dios por cada uno de nosotros, y le pedimos a Jesús que nos ayude a verlo en todos los hermanos, especialmente los que sufren, que nuestros corazones estén abiertos para recibirlos con amor: ayudando, animando, acompañando, así como Él nos enseña… ¡Jesús, eres hoy y siempre el rey de mi corazón! Amén.

¡Una muy feliz semana para todos, caminando juntos en la fe de la mano de Jesús y bajo el manto de amor de María!

Escrito por

El lugar de encuentro de los Católicos latinos en Bangkok... de la mano de Cristo y bajo el amparo de María ... celebrando la fe en comunidad desde el 2002 ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.