Domingo de Pascua de Resurrección 2022 (Ciclo C)

¡Cristo, mi esperanza, ha resucitado!

¡Felices Pascuas!
Bienvenidos a este tiempo pascual, una meditación de cincuenta días sobre el misterio de la Resurrección del Señor. Lo comenzamos, hoy, visitando el sepulcro vacío con María, Pedro y Juan (Evangelio). Todos ellos fallan en entender la enseñanza del Escritura al principio, pero luego Juan ve y cree, tal como todos nosotros que somos invitados a reflexionar, meditar y atesorar estas cosas en nuestros corazones durante todo el tiempo de Pascua.
La Primera Lectura presenta al evangelista Pedro compartiendo con los casa de Cornelio, la Buena Noticia que él mismo había recibido. Su deseo de testimoniar, su energía y su convicción son evidentes.
Él ‘día hecho por el Señor’ (Salmo) ha llegado a Cornelio y su familia, y como el salmista, Pedro ‘se regocija y se alegra’ junto a ellos.
Creer en Jesús resucitado trae el fruto del perdón, que limpia la levadura del mal para dar paso a los dones de la sinceridad y verdad (Segunda Lectura).
Oremos, esta semana, para que nuestra gratitud por lo que el Señor ha hecho por nosotros nos impulse a salir y dar testimonio de su Nombre a través de vidas vividas por la paz, la alegría y la esperanza. ¡Amén!
También continuamos orando por la paz en todo el mundo, y especialmente para la gente de Ucrania, Europa del Este.

fuente: https://stbeunosoutreach.wordpress.com/

Hermanos y hermanas, volvamos a Galilea.
Las mujeres, recordando a Jesús, abandonan el sepulcro. La Pascua nos enseña que el creyente se detiene por poco tiempo en el cementerio, porque está llamado a caminar al encuentro del que Vive. Preguntémonos: en mi vida, ¿hacia dónde camino? A veces nos dirigimos siempre y únicamente hacia nuestros problemas, que nunca faltan, y acudimos al Señor solo para que nos ayude. Pero entonces no es Jesús el que nos orienta sino nuestras necesidades. Y es siempre un buscar entre los muertos al que vive. Cuántas veces también, luego de habernos encontrado con el Señor, volvemos entre los muertos, vagando dentro de nosotros mismos para desenterrar arrepentimientos, remordimientos, heridas e insatisfacciones, sin dejar que el Resucitado nos transforme. Queridos hermanos y hermanas, démosle al que Vive el lugar central en la vida. Pidamos la gracia de no dejarnos llevar por la corriente, por el mar de los problemas; de no ir a golpearnos con las piedras del pecado y los escollos de la desconfianza y el miedo. Busquémoslo a Él, dejémonos buscar por Él, busquémoslo a Él en todo y por encima de todo. Y con Él resurgiremos.

papa francisco
Vigilia pascual en la noche santa
20 de abril 2019

Lectura de los Hechos de los Apóstoles 10, 34a. 37-43
Comimos y bebimos con Él, después de su resurrección

Pedro tomando la palabra, dijo: “Ustedes ya saben qué ha ocurrido en toda Judea, comenzando por Galilea, después del bautismo predicado por Juan: cómo Dios ungió con el poder del Espíritu Santo a Jesús de Nazaret, y cómo éste pasó haciendo el bien, sanando a todos los que habían caído en poder del demonio, porque Dios estaba con Él.
Nosotros somos testigos de cuanto él hizo en Judea y en Jerusalén. Lo mataron colgándolo de la cruz, pero Dios lo resucitó al tercer día y le concedió que se manifestara, no a todo el pueblo, sino a los testigos elegidos de antemano por Dios: a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de que resucitó de entre los muertos.
Él nos mandó a predicar al pueblo y dar testimonio de que Dios lo ha constituido juez de vivos y muertos. El testimonio de los profetas es unánime declarando que los que creen en Él reciben el perdón de los pecados, en virtud de su Nombre’’.

Palabra del Señor

Salmo Responsorial  – 117, 1-2. 16-17. 22-23
R:  “Éste es el día que hizo el Señor: alegrémonos y regocijémonos en Él.”

¡Den gracias al Señor, porque eres bueno,
porque es eterno su amor!.
Que lo diga el pueblo de Israel:
¡es eterno su amor!. R

La mano del Señor es sublime,
la mano del Señor hace proezas.
No, no moriré,
viviré para publicar lo que hizo el Señor. R

La piedra que desecharon los constructores
es ahora la piedra angular.
Esto ha sido hecho por el Señor,
y es admirable a nuestros ojos. R

Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los cristianos de Corinto 5, 6b-8
Despójense de la vieja levadura, para ser nueva masa

Hermanos:
¿No saben que «un poco de levadura hace fermentar toda la masa»? Despójense de la vieja levadura, para ser una nueva masa, ya que ustedes mismos son como el pan sin levadura. Porque Cristo, nuestra Pascua, ha sido inmolado.
Celebremos, entonces, nuestra Pascua, no con la vieja levadura de la malicia y la perversidad, sino con los panes sin levadura de la pureza y la verdad.

Palabra del Señor

Secuencia

(Debe decirse hoy; en los días de la octava es optativa)

Cristianos,
ofrezcamos al Cordero pascual
nuestro sacrificio de alabanza.
El Cordero ha redimido a las ovejas;
Cristo el inocente,
reconcilió a los pecadores con el Padre.

La muerte y la vida se enfrentaron
en un duelo admirable:
el Rey de la Vida estuvo muerto,
y ahora vive.

Dinos, María Magdalena,
¿qué viste en el camino?
He visto el sepulcro del Cristo viviente y la gloria del Señor resucitado.

He visto a los ángeles,
testigos del milagro,
he visto el sudario y las vestiduras.
Ha resucitado Cristo, mi esperanza, y precederá a los discípulos en Galilea.

Sabemos que Cristo resucitó realmente;
Tú, Rey victorioso,
ten piedad de nosotros.


Aleluia 1Cor 5, 7b-8a

Cristo, nuestra Pascua, ha sido inmolado.
Celebremos, entonces, nuestra Pascua.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 20, 1-9
Él debía resucitar de entre los muertos

Gloria a Ti, Señor

El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada.  Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto».  
Pedro y el otro discípulo salieron y fueron al sepulcro.  Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más rápidamente que Pedro y llegó antes.  Asomándose al sepulcro, vio las vendas en el suelo, aunque no entró.  Después llegó Simón Pedro, que lo seguía, y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo  y también el sudario que había cubierto su cabeza; este no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte. Luego entró el otro discípulo, que había llegado antes al sepulcro: él vio y creyó.  Todavía no habían comprendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos.

Palabra del Señor

Gloria a Ti, Señor Jesús

Te compartimos la reflexión de RezandoVoy.org, un proyecto de los Jesuitas de España, para este Domingo de Resurrección: https://www.rezandovoy.org/reproductor/2022-04-17

~ Creciendo en la Fe ~
Notas sobre las lecturas de hoy

Segunda Lectura ~ 1Cor 5, 6b-8

Corinto era un próspero y bullicioso centro industrial y de construcción naval, con una población cosmopolita procedente de todas partes del Imperio Romano. Incluso en un mundo muy tolerante con los excesos sexuales, esta ciudad tenía fama de libertinaje. ‘Vivir como un corintio’ era un eufemismo usado para describir una vida disoluta.
El comienzo del capítulo 5 de esta primera carta a los Corintios se concentra en la noticia de una relación incestuosa entre un hombre y su madrastra. Hay una falta de desaprobación del resto de la comunidad ante tan mala acción.
La costumbre judía en ese momento era destruir toda levadura (Éxodo 12, 15–18) para la fiesta pascual, ya que solo se permitía el pan sin levadura. Pablo entonces equipara la vieja levadura con los pecados del hombre incestuoso. Incluso una pequeña cantidad de levadura puede afectar toda una hornada de pan, o en este caso toda una comunidad en Corinto. Es para descartar.
Pablo insta al arrepentimiento, es decir, a apartarse de los malos caminos y volverse a Dios. Arrepentirse es rechazar el comportamiento pasado, experimentar un cambio de corazón y mente. El pan sin levadura hecho con una masa nueva viene a representar el cristiano virtuoso, sincero y veraz. Cabe señalar que, mientras que en los Evangelios se utiliza la imagen de la levadura como símbolo de dinamismo y un factor que contribuye a la llegada del Reino (Lucas 13, 20-22), Pablo aquí lo usa como un ejemplo de la influencia corruptora del mal.

Evangelio ~ Jn 20, 1-9

La Tumba Vacía

Ningún evangelista describe la Resurrección en si misma. A pesar de ligeras discrepancias entre los relatos de los diferentes escritores de los Evangelios, Juan da la más completa descripción de los acontecimientos en torno a la Resurrección: tiene buen ojo para los detalles.

Era muy temprano en la mañana y aún estaba oscuro.
La hora del día es importante. A lo largo del Evangelio de Juan encontramos este contraste entre la luz y la oscuridad. La tristeza hace eco de la forma en que María se siente ante la muerte de Jesús. También podría reflejar su falta de comprensión de los acontecimientos.

‘Se han llevado al Señor’
María asume que el cuerpo ha sido robado. El robo de tumbas era un delito común en ese momento. Roma había emitido un edicto imperial contra este crímen.

‘No sabemos…’
Aunque aquí sólo se menciona por nombre a María de Magdala, ella no estaba sola en la tumba. En efecto, los otros evangelistas mencionan a varias mujeres por su nombre (María, la madre de Santiago; Salomé; Juana). María de Magdala es testigo clave de la muerte y Resurrección del Señor. Juan, siempre respetuoso con las mujeres (ver el relato de la mujer samaritana junto al pozo o su descripción de Marta, la hermana de Lázaro), le da un papel destacado.

Pedro y el discípulo ‘amado’
La tradición ha visto durante mucho tiempo a Juan el evangelista, hijo de Zebedeo, en ‘el discípulo amado’. Sin embargo, estudios más recientes sugieren que «esta cifra fue más que un persona histórica en la vida de Jesús… [y también] un símbolo del papel que cada discípulo fiel jugaría en la vida de la Iglesia” (Peter Edmonds S.J.). El relato de Juan, no obstante, sugiere lo que sabemos de la relación de los dos hombres y de sus temperamentos: Pedro, el impulsivo, muestra iniciativa y liderazgo yendo al sepulcro, pero es Juan quien primero cree en la Resurrección de Jesús.

Pedro se inclinó hacia la tumba
A pesar de la forma en que los artistas han representado la tumba vacía a lo largo de los siglos, la investigación arqueológica sugiere una entrada de 3 pies de altura que conduce a tumbas en forma de cueva.

Los paños de lino
Juan da un relato muy específico de la posición y estado de los paños de lino. Las sábanas, cuidadosamente dobladas, atestiguan que el cuerpo no había sido robado ni había desaparecido.

Todavía no había comprendido la enseñanza de las Escrituras.
Los discípulos necesitaban experimentar la Resurrección para comprender las profecías del Antiguo Testamento. De hecho, no hay muchas referencias a la resurrección en Escritura (ver Oseas 6, 3; Jonás 2, 1; Isaías 53, 10–13; Salmo 16, 8–11). Sólo lo entenderán por completo después de Pentecostés.

fuente: https://stbeunosoutreach.wordpress.com/

+++++++++++++++++++

La Comunidad Católica Latina en Bangkok les desea una muy feliz y gozosa Pascua de Resurrección… que la luz de Cristo ilumine sus vidas y las de sus familiares… que el Resucitado nos conceda la gracia de ser testimonios de vida, de alegría y esperanza entre nuestros hermanos y de fructífero y fraternal compromiso en la construcción de su Reino de amor, de paz y solidaridad.


La resurrección de Cristo es el comienzo de una nueva vida para todos los hombres y mujeres, porque la verdadera renovación comienza siempre desde el corazón, desde la conciencia. Pero la Pascua es también el comienzo de un mundo nuevo, liberado de la esclavitud del pecado y de la muerte: el mundo al fin se abrió al Reino de Dios, Reino de amor, de paz y de fraternidad.

Papa Francisco
Mensaje «Urbi et Orbi»
Pascua 2019

Escrito por

El lugar de encuentro de los Católicos latinos en Bangkok... de la mano de Cristo y bajo el amparo de María ... celebrando la fe en comunidad desde el 2002 ...

Un comentario sobre “Domingo de Pascua de Resurrección 2022 (Ciclo C)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.