Lecturas del Domingo V del Tiempo Ordinario (B)

Cura a los quebrantados de corazón, venda todas sus heridas

Este domingo, las lecturas nos animan a profundizar en la experiencia del sufrimiento humano. Es solo a través de Cristo que nuestro dolor y desesperación pueden y serán transformados. Al igual que la gente del Evangelio de hoy, todos anhelamos a Cristo.

En la primera lectura, Job expresa desesperación y otros sentimientos. Todos nosotros quizás podamos relacionarnos con ellos mientras vivimos el impacto de esta pandemia global.
El Salmo es como un antídoto para las palabras de pérdida que gritó Job. Habla de la curación de corazones y mentes quebrantados; de las heridas vendadas y atendidas por nuestro Dios amoroso, cuya sabiduría se extiende a través de un universo que él conoce y ama íntimamente.
En la segunda lectura, Pablo escribe sobre cómo su propia experiencia de Cristo lo impulsa a compartir la Buena Nueva con tantas personas como sea posible.
El Evangelio continúa desde la semana pasada y describe los primeros días del ministerio de Jesús en Galilea. Después de orar con la comunidad de la sinagoga, Jesús responde a las necesidades del sufrimiento humano que ve a su alrededor. Él sana y brinda consuelo a los enfermos y que luchan. Vemos lo importante que es la oración para Jesús, y cómo él quiere llegar a la mayor cantidad de personas posible, en lugar de establecerse en una sola comunidad.

Esta semana, oremos por la gracia de responder con sabiduría y compasión al sufrimiento y los necesitados de nuestro propio tiempo. Que la oración sea el centro de nuestras vidas mientras buscamos al Señor, Aquel que sana y transforma todas las cosas con el amor divino y eterno.

fuente: https://stbeunosoutreach.wordpress.com

Jesús, que vino al mundo para anunciar y realizar la salvación de todo el hombre y de todos los hombres, muestra una predilección particular por quienes están heridos en el cuerpo y en el espíritu: los pobres, los pecadores, los endemoniados, los enfermos, los marginados. Así, Él se revela médico, tanto de las almas como de los cuerpos, buen samaritano del hombre. Es el verdadero Salvador: Jesús salva, Jesús cura, Jesús sana.

Papa Francisco
Ángelus, 8 de febrero 2015

Lectura del libro de Job 7, 1-4. 6-7
Soy presa de la inquietud hasta la aurora

Job habló diciendo:
¿No es una servidumbre la vida del hombre sobre la tierra?
¿No son sus jornadas las de un asalariado? 
Como un esclavo que suspira por la sombra,
como un asalariado que espera su jornal, 
así me han tocado en herencia meses vacíos,
me han sido asignadas noches de dolor. 
Al acostarme, pienso: “«¿Cuándo me levantaré?”». 
Pero la noche se hace muy larga
y soy presa de la inquietud hasta la aurora.
Mis días corrieron más veloces que una lanzadera:
al terminarse el hilo, llegaron a su fin. 
Recuerda que mi vida es un soplo
y que mis ojos no verán más la felicidad.

Palabra del Señor

Salmo Responsorial 146, 1-6
R: Alaben al Señor, que sana a los afligidos

¡Qué bueno es cantar a nuestro Dios, 
qué agradable y merecida es su alabanza! 
El Señor reconstruye a Jerusalén 
y congrega a los dispersos de Israel. R

Sana a los que están afligidos
y les venda las heridas. 
Él cuenta el número de las estrellas 
y llama a cada una por su nombre. R

Nuestro Señor es grande y poderoso, 
su inteligencia no tiene medida. 
El Señor eleva a los oprimidos 
y humilla a los malvados hasta el polvo. R

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto 9, 16-19. 22-23
¡Ay de mi si no predicara el Evangelio!

Hermanos:
Si anuncio el Evangelio, no lo hago para gloriarme: al contrario, es para mí una necesidad imperiosa. ¡Ay de mí si no predicara el Evangelio!  
Si yo realizara esta tarea por iniciativa propia, merecería ser recompensado, pero si lo hago por necesidad, quiere decir que se me ha confiado una misión.  
¿Cuál es entonces mi recompensa? Predicar gratuitamente la Buena Noticia, renunciando al derecho que esa Buena Noticia me confiere.
En efecto, siendo libre, me hice esclavo de todos, para ganar al mayor número posible. Y me hice débil con los débiles, para ganar a los débiles. Me hice todo para todos, para ganar por lo menos a algunos, a cualquier precio.  
Y todo esto, por amor a la Buena Noticia, a fin de poder participar de sus bienes.

Palabra del Señor

Aleluya Mt 8, 17
Cristo tomó nuestras debilidades
y cargó sobre sí nuestras enfermedades.

✠ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos 1, 29-39
Sanó a muchos, que sufrían diversos males

Gloria a Ti, Señor

Jesús fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.  La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato. Él se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos.
Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados,  y la ciudad entera se reunió delante de la puerta.  Jesús curó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males, y expulsó a muchos demonios; pero a estos no los dejaba hablar, porque sabían quién era Él.
Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando.  Simón salió a buscarlo con sus compañeros, y cuando lo encontraron, le dijeron: «Todos te andan buscando». Él les respondió: «Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido».  
Y fue predicando en las sinagogas de toda la Galilea y expulsando demonios.

Palabra del Señor

Gloria a Ti, Señor Jesús


Les compartimos la reflexión de RezandoVoy.org, un proyecto de los Jesuitas de España, para este Domingo: https://rezandovoy.org/reproductor/oracion/2021-02-07

Escrito por

El lugar de encuentro de los Católicos latinos en Bangkok... de la mano de Cristo y bajo el amparo de María ... celebrando la fe en comunidad desde el 2002 ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.