Retiro de Adviento 2011

Hola amigos,
Una vez,  nos reunimos en comunidad para comenzar nuestro peregrinar de Adviento – si, una semanita antes, pero aquí vamos! Como de costumbre,  nuestro director, el P. Miguel Garaizábal, SJ, trajo propuestas que nos interpelaron, que nos hicieron reflexionar, sentir, estar…en fin, ser…ser con nosotros mismos, escuchar el silencio….para poder ser con Dios….y escucharlo.
En la lectura con la que comenzamos este ejercicio (Mc 6, 30-34), encontramos la imagen del desierto  el lugar donde Jesús invita a los 12 «para descansar un poco».  El desierto en este contexto es el lugar de encuentro con Dios, escuchamos el silencio….pero también es sitio de tentaciones donde nos acercamos a Dios, donde elegimos darle un espacio en nuestras vidas, donde confiamos plenamente en Él… o no.
Y esta era la actitud del retiro, la escucha, el saborear el silencio, para lograr ese espacio de encuentro con lo Divino.
Así que tuvimos tiempo de meditar sobre el silencio, mediante ejercicios conducentes a una actitud de escucha….tanto es así que al caer la tarde, hicimos una caminata contemplativa en el parque Lumpini – muy cerquita de Saladaeng.  Fue una magnífica manera de concluir la sesión del sábado…observando, compenetrándonos de la maravilla de la creación en cada brizna de grama, en los pájaros, en el lago….y también en las personas que nos rodeaban…nos dejamos llevar por el Señor…con una profunda paz….El Domingo – celebración de la Solemnidad de Cristo Rey – hicimos un repaso sobre qué es el Adviento y en que forma nos preparamos.  Su principal sentido es el estar atentos, abrir nuestros ojos, nuestros oídos…y el propósito es redescubrir la imagen de Cristo en nosotros y en los otros.  Habitualmente nuestra humanidad encubre esta imagen, por lo que el Adviento es un tiempo para que esta imagen renazca, es un tiempo de estar centrado en Cristo.Así fuimos llegando a la Celebración del  Sacramento de la Reconciliación, este encuentro tan especial con Dios, este encuentro que da vida y por eso arribamos con gozo, con alegría en el corazón y con mucha esperanza.  ¡Que misericordioso es nuestro Padre!Para concluir, damos gracias a nuestro Padre Celestial que nos permitió tener este retiro, cuando la situación reinante parecía jugarnos en contra….gracias Señor por tu misericordia y compasión…gracias por estar a nuestro lado en este peregrinar, por sanarnos, por amarnos….Un gracias muy especial al P. Miguel por tomar tiempo de su ajetreado calendario para darnos estos ejercicios…gracias por ser un instrumento de Señor y ayudarnos a discernir, a encontrar respuestas, a dilucidar dudas, por su increíble sencillez y calidez, por sus ganas de compartir su experiencia de Dios con nosotros.Gracias a las hermanas Salesianas que tan generosamente nos ofrecieron un espacio donde reunirnos….
Gracias a todos los que participaron y compartieron sus experiencias y encuentros….los esperamos el año próximo.

Que Dios los bendiga y que este Adviento sea ese momento de encuentro con el Señor, para que redescubramos la imagen Cristo en cada uno de nosotros y en nuestros hermanos; para que brille y florezca…. para que sintamos que Él vive en nosotros y en el otro…. para que caminemos junto al Señor con esperanza, con amor y con fe.

Escrito por

El lugar de encuentro de los Católicos latinos en Bangkok... de la mano de Cristo y bajo el amparo de María ... celebrando la fe en comunidad desde el 2002 ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.