Sábado Santo: El día vacío

El Sábado Santo es un día largo y vacío en el calendario cristiano, cuando esperamos afuera de la tumba, preguntándonos qué sucederá. En un año normal, escucharíamos en la Misa de medianoche el relato de Mateo de las valientes mujeres viniendo a la tumba al amanecer. Pero este no es un año normal, debido al virus que nos ha afectado a todos, y quizás nos lleva a preguntarnos si Dios está realmente a cargo. Es posible que desees orar sobre esta historia durante el silencio y vacío de este día.

La lectura de hoy es del Evangelio de san Mateo 28, 1-10

Pasado el sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a visitar el sepulcro.  De pronto, se produjo un gran temblor de tierra: el Ángel del Señor bajó del cielo, hizo rodar la piedra del sepulcro y se sentó sobre ella.  Su aspecto era como el de un relámpago y sus vestiduras eran blancas como la nieve.  Al verlo, los guardias temblaron de espanto y quedaron como muertos. El Ángel dijo a las mujeres: «No teman, yo sé que ustedes buscan a Jesús, el Crucificado.  No está aquí, porque ha resucitado como lo había dicho. Vengan a ver el lugar donde estaba, y vayan en seguida a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos, e irá antes que ustedes a Galilea: allí lo verán”. Esto es lo que tenía que decirles».  Las mujeres, atemorizadas pero llenas de alegría, se alejaron rápidamente del sepulcro y corrieron a dar la noticia a los discípulos. 
De pronto, Jesús salió a su encuentro y las saludó, diciendo: «Alégrense». Ellas se acercaron y, abrazándole los pies, se postraron delante de él.  Y Jesús les dijo: «No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, y allí me verán».

Con mucha valentía, las mujeres llegan a la tumba de este criminal ejecutado … Pero, ¿dónde están los hombres en este momento?

Las autoridades habían colocado guardias para cuidar el cadáver de Jesús y asegurarse de que no lo robaran por sus discípulos; ¡Pero resulta que ellos se han convertido en cadáveres! ¿Qué nos está diciendo Dios?

«Él no está aquí; porque ha resucitado» es lo que el ángel dice a las mujeres. ¿Crees eso en este día tan vacío? Tal vez te sientas especialmente vacío hoy, en el encierro o en autoaislamiento; incapaz de asistir a misa … ¿Estas palabras le brindan alguna sensación de consuelo en este momento de soledad?

«¿Las mujeres abandonaron la tumba, con miedo y gran alegría?» ¿Por qué el miedo? ¿Y por qué la alegría? Ponte en la escena con ellas … ¿qué experimentas? ¿Cómo te ves al salir de la tumba … qué puedes oír? ¿O estás completamente superado por el momento y tus reacciones?

Pasa un momento preguntándote: «¿Dónde estoy, en este día largo y vacío? ¿Me encontraré con Jesús en Galilea? ¿Y dónde está mi Galilea, en este momento de enfermedad y aislamiento?

Finalmente, reúne los sentimientos y reacciones que la historia ha despertado en ti y conviértelos en una oración a Dios o a Jesús.

fuente: https://pray-as-you-go.org/player/prayer/2020-04-11

Escrito por

El lugar de encuentro de los Católicos latinos en Bangkok... de la mano de Cristo y bajo el amparo de María ... celebrando la fe en comunidad desde el 2002 ...

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.